Responder al tema  [ 8 mensajes ] 
 MONASTERIO BENEDICTINO DE SAHAGÚN 
Autor Mensaje
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7420
Ubicación: ESPAÑA
Nota MONASTERIO BENEDICTINO DE SAHAGÚN
Monasterio Benedictino de Sahagún

Imagen

Tumba de Alfonso VI de León (1047-1109):
Imagen

Tumba de las esposas de Alfonso VI:
Imagen
Inés de Aquitania (1052-1078), Contanza de Borgoña (1046-1093), Berta de Borgoña o Toscana (+1100) e Isabel (Zaida) (1063-1101)


Alfonso VI falleció en la ciudad de Toledo el día 1 de julio de 1109, a los sesenta y dos años de edad.6 Su cadáver fue conducido a la localidad leonesa de Sahagún, siendo sepultado en el Monasterio de San Benito de Sahagún, cumpliéndose así la voluntad del monarca.Los restos mortales del rey fueron depositados en un sepulcro de piedra, que fue colocado a los pies de la iglesia del monasterio de San Benito, hasta que, durante el reinado de Sancho IV, pareciéndole indecoroso a este rey que su predecesor estuviese sepultado a los pies del templo, ordenó trasladar el sepulcro al interior del templo, y colocarlo en el crucero de la iglesia, donde se hallaba el sepulcro que contenía los restos de Beatriz Fadrique, hija del infante Fadrique de Castilla, quien había sido ejecutado por orden de su hermano, Alfonso X el Sabio, en 1277.
El sepulcro que contuvo los restos del rey, desaparecido en la actualidad, se sustentaba sobre leones de alabastro, y era un arca grande de mármol blanco, de ocho pies de largo y cuatro de ancho y alto, siendo la tapa que lo cubría lisa y de pizarra negra, y estando cubierto el sepulcro de ordinario por un tapiz de seda, tejido en Flandes, en el que aparecía el rey coronado y armado, hallándose en los lados la representación de las armas de Castilla y León, y en la parte de la cabecera del sepulcro un crucifijo.
El sepulcro que contenía los restos de Alfonso VI fue destruido en 1810, durante el incendio que sufrió el Monasterio de San Benito. Los restos mortales del rey y los de varias de sus esposas, fueron recogidos y conservados en la cámara abacial hasta el año 1821, en que fueron expulsados los religiosos del monasterio, siendo entonces depositados por el abad Ramón Alegrías en una caja, que fue colocada en el muro meridional de la capilla del Crucifijo, hasta que, en enero de 1835, los restos fueron recogidos de nuevo e introducidos en otra caja, siendo llevados al archivo, donde se hallaban en esos momentos los despojos de las esposas del soberano. El propósito era colocar todos los restos reales en un nuevo santuario que se estaba construyendo entonces. No obstante, cuando el monasterio de San Benito fue desamortizado en 1835, los religiosos entregaron las dos cajas con los restos reales a un pariente de un religioso, que las ocultó, hasta que en el año 1902 fueron halladas por el catedrático del Instituto de Zamora Rodrigo Fernández Núñez.
En la actualidad, los restos mortales de Alfonso VI el Bravo reposan en el Monasterio de Benedictinas de Sahagún, a los pies del templo, en un arca de piedra lisa y con cubierta de mármol moderna, y en un sepulcro cercano, igualmente liso, yacen los restos de varias de las esposas del rey.

El rey Alfonso VI quiso que los restos mortales de Zaida descansaran en el mismo lugar que había destinado para él mismo, sus reinas e hijos, y por ello, ciertas fuentes señalan que fue sepultada en el Monasterio de San Benito de Sahagún, exactamente en el coro bajo, antes de llegar al atril. Quadrado, en sus Recuerdos y bellezas de España, dice que en "Sahagún descansa en túmulo alto el rey y debajo de una sencilla lápida Isabel y el joven Sancho, su hijo". En la lápida que cubría los restos de Zaida aparecía esculpida la siguiente inscripción:
UNA LUCE PRIUS SEPTEMBRIS QUUM FORET IDUS SANCIA TRANSIVIT FERIA II HORA TERTIA ZAYDA REGINA DOLENS PEPERIT
No obstante, en el Panteón de Reyes de San Isidoro de León se conserva una lápida, cuyo epitafio, redactado en términos latinos, dice así:
H. R. REGINA DOMNA ELISABETH, UXOR REGIS ALFONSI, FILIA BENAUET REGIS SIVILIAE, QUAE PRIUS ZAIDA FUIT VOCATA.

Los restos que se conservan de la reina Zaida (la bóveda craneal, la clavícula derecha, el húmero izquierdo y la mitad del distal del radio de ese mismo lado) dictaminan que tenía una estatura de 152,6 cm. Los especialistas que estudiaron sus restos llegaron a la conclusión de que en el momento de su muerte debía tener unos 30 años de lo que se deduce que debió nacer hacia 1063.

Imagen
Fragmento del antiguo sepulcro de la Reina Berta donde se puede leer Berta uxor regis A[lfonsus]

_________________
ALberto, Admin.


29 Dic 2010, 23:37
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7420
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: MONASTERIO BENEDICTINO DE SAHAGÚN
La bañera que guardan las Benedictinas podría ser el sarcófago de Alfonso VI
La pieza, de mármol blanquecino, aparece descrita en las crónicas sobre los funerales del rey
22/12/2003

DOS ARQUEÓLOGOS Y UNA ANTROPÓLOGA ANALIZAN LOS RESTOS EN SAHAGÚN Y LOS RELACIONAN CON OTRAS PIEZAS FUNERARIAS


El Museo de las Madres Benedictinas de Sahagún acoge una bañera de mármol que, según las investigaciones llevadas a cabo por los arqueólogos Julio M. Vidal y Luz González, y la antropóloga física Encina Prada, podría haber servido de sarcófago a los restos del rey Alfonso VI. Los tres expertos están realizando un trabajo más extenso con las conclusiones de su estudio. El Panteón Real del Monasterio de San Benito de Sahagún albergó entre otros los retsos del citado rey y su familia. El Museo de las MM. Benedictinas de Sahagún acoge, desde una fecha que todavía se ha podido precisar con seguridad, un objeto excepcional, tanto por su singularidad o rareza en los ambientes museísticos - no ya de la provincia, sino incluso de todo el país -, como por su extraordinario valor histórico, de confirmarse la identificación y funcionalidad que se apunta en esta teoría. Forma de bañera Se trata de una pieza realizada en mármol - o caliza marmórea -, de color blanquecino, que destaca por su forma de bañera, utilidad que aparece de manera invariable en las descripciones de todos aquellos que se han ocupado de ella. Al mismo tiempo, desde un punto de vista temporal, también se ha coincidido en atribuirle una posible filiación romana (ver por ejemplo Luis A. Grau, 1993, Sahagún. Museo MM. Benedictinas. Museos y Colecciones de León , quien también se interroga por el posible reaprovechamiento de la pieza en el monasterio medieval, pero sin más precisión). R. Domínguez Casas, por su parte, en una reciente (2001) guía del mismo museo (Ed. Edilesa), alude a este vestigio como pertenencia del gran monasterio benedictino y apunta su posible origen en una villa romana situada en la Dehesa de Mahudes, un yacimiento arqueológico de las proximidades de la ciudad del Cea. De acuerdo con las informaciones recogidas en la propia comunidad de Benedictinas - especialmente con la colaboración de la madre abadesa y, en particular, de sor Consuelo -, la «bañera» en cuestión habría sido adquirida entre los bienes desamortizados del monasterio por un ascendiente de Higinio Monje, quien la tuvo en una finca de su propiedad en Valdelaguna, cerca de Trianos, hasta su muerte, ordenando, entre sus últimas voluntades, que fuera devuelta a las religiosas para contribuir a la constitución del museo. La artesa tiene unas dimensiones de 2,32 metros de largo; un metro de ancho y 56 centímetros de profundidad en su interior. Presenta un borde exvasado, con un labio netamente destacado, borde que es más amplio que la base propiamente dicha. Dicho labio se interrumpe en la mitad de los lados menores, que son redondeados, con sendos topes de forma cuadrada, situados en un plano horizontal. Reutilización como sarcófago El grupo de estudiosos propone la reutilización de esta pieza en el convento de Sahagún como sarcófago y, más en concreto, como aquel que pudo contener los restos del propio rey Alfonso VI. Apoyan esta hipótesis en varias consideraciones, entre ellas en las mismas descripciones que existen de aquellos que vieron el túmulo funerario del rey, como, por ejemplo, Ambrosio de Morales (1513-1591), un cronista de Felipe II que visitó el monasterio y que describe el enterramiento del rey de la siguiente manera: «En medio de la capilla mayor está enterrado el Rey D. Alonso el VI, con harta magestad de sepultura: sobre leones grandes de alabastro está una arca grande de mármol blanco [el subrayado es nuestro] de ocho pies en largo, quatro en ancho, y alto, y el cobertor es llano y liso de una pizarra negra» (...) La Primera Crónica Anónima, por su parte, también alude a la «...sepultura [del rey Alfonso VI] labrada de precioso mármol cerca de la reina Doña Constanza». Información realizada por: los arqueólogos Julio Vidal y Luz González y la antropóloga física Encina Prada

Imagen
La bañera de mármol que se guarda en el museo de las Benedictinas, y pudo utilizarse como sarcófago

_________________
ALberto, Admin.


26 Abr 2011, 17:05
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7420
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: MONASTERIO BENEDICTINO DE SAHAGÚN
Una foto más de la tumba de Alfonso VI:

Imagen


Y una foto más de la tumba de sus mujeres, aunque en este caso me plantea una duda... Si miráis bien la foto (deberíamos ampliarla y girarla) se lee: Agnes Uxor Regis Adefonsi VI o lo que viene a ser "Inés, esposa de Alfonso VI" eso quiere decir que existen varias tumbas para las mujeres de Alfonso VI y no una como pensábamos?
Imagen

_________________
ALberto, Admin.


10 Abr 2012, 19:30
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7420
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: MONASTERIO BENEDICTINO DE SAHAGÚN

_________________
ALberto, Admin.


13 Ago 2014, 15:36
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7420
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: MONASTERIO BENEDICTINO DE SAHAGÚN
Los restos del ‘rey de Sahagún’ no saldrán del Convento Santa Cruz
Ángeles y leones ‘escoltarán’ el monumento funerario de Alfonso VI y sus esposas
Amancio González trabaja ya en el mausoleo, que estará listo en marzo


Imagen
Altorrelieves y una tapa con ornamentos decorará el sepulcro real

El escultor leonés de Villahibiera, Amancio González, será finalmente el encargado de dar forma al monumento funerario que custodiará restos del rey Alfonso VI y los de sus esposas, actualmente repartidos en dos discretos sepulcros dentro de la iglesia monacal de las monjas benedictinas del Convento Santa Cruz, en Sahagún.

Los restos óseos de todos ellos no cambiarán de emplazamiento si bien los actuales sarcófagos serán revestidos con el fin de otorgar al éstos mayor presencia y peso estético dentro del propio edificio religioso.

El proyecto supondrá una inversión de algo menos de 28.000 euros, 20.000 a cargo de la Junta de Castilla y León y, el resto, aportación municipal.

Imagen
Ángeles y leones ‘escoltarán’ el monumento funerario de Alfonso VI y sus esposas

La propuesta escultórica de Amancio González pasa en primer lugar por instalar un ‘telón’ de hierro que tapará parte de un zócalo de ladrillo y que estará adornado con el mismo modelo de ángel que se empleó en la tapa del sarcófago del conde de Ansúrez, hoy en el Museo Arqueológico Nacional. Éstos, escoltarán una cruz de estilo románico en el centro “ya que una cruz era la que presidió en su día su panteón real según descripciones de la época. Ya en las esquinas remataríamos el conjunto con la silueta de un pórtico románico”, explica el autor.

En el suelo, un pedestal de Piedra de Boñar rematada con ajedrezado típico del Románico cerrará el ‘escenario’ en el que se ubiquen dos sepulcros: uno para el rey y otro para los restos de sus esposas.

Imagen
Cuatro leones de piedra soportarán el peso de los sepulcros

Sobre esta ‘alfombra de piedra’ se colocarán cuatro leones, encargados de soportar el sepulcro tal y como, según las crónicas, se diseñó el original. “El modelo de animal elegido se corresponde al del león de estilo románico en piedra situado en la fachada de la basílica de San Isidoro, dejando de esta manera un testimonio de un edificio que aún existe en la actualidad y que fue un importante lugar de encuentros y reuniones del propio rey Alfonso VI en vida”, indica el escultor.

El siguiente paso será la creación de las ‘tapas’ del sepulcro, realizadas en mármol crema Alicante y que se decorarán con un altorrelieve con las figuras de un rey y de una reina.

“Finalmente completaríamos todo el conjunto con otra tapa de hierro calado con diversos motivos ornamentales de la época: claustros, sello real, cenefas… elementos simbólicos necesarios para una mejor comprensión de la obra de Alfonso VI como rey de Castilla y León”.

Imagen
Un discreto sepulcro guarda los restos óseos del rey Alfonso VI

La obra, sobre la que el artista ya está trabajando, deberá estar finalizada el próximo mes de marzo, condición sine qua non impuesta por la Junta cuando aprobó la subvención para el proyecto.


Sobre el artista

En cuanto al currículo de Amancio González, resumir que se trata de uno de los artistas leoneses con mayor proyección internacional y que su obra, además de en la propia localidad de Sahagún, (Hierro 2001 – 2015 en La Peregrina) se ha expuesto en infinidad de salas y galería españolas. Holanda, Bélgica, Francia, México, Turquía, Rusia, Croacia, Dinamarca, Canadá… también han acogido sus piezas.

Imagen
Amancio González es uno de los artistas leoneses con mayor proyección internacional

No será la primera vez que la obra de este artista de Villahibiera forme parte del ‘paisaje’ público. Y es que, varias son las esculturas de González integradas en espacios abiertos, la más reconocible por los leoneses, ‘La Negrilla’ en la Plaza de Santo Domingo o ‘El chivo’ que da la bienvenida a los que visitan Vegacervera. No obstante, esta vertiente del escultor también ha saltado la frontera nacional con montajes por medio mundo.

_________________
ALberto, Admin.


20 Dic 2018, 13:07
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7420
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: MONASTERIO BENEDICTINO DE SAHAGÚN
Subvención de 20.000 euros de la Junta
Un mausoleo real en Sahagún para el rey Alfonso VI
Los restos los custodian las monjas benedictinas


Imagen
Los restos del rey están en la iglesia del convento benedictino

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León acordó hoy subvencionar con 20.000 euros la puesta en valor de la tumba de Alfonso VI, monarca enterrado en Sahagún como así dejó escrito y cuyos restos mortales están depositados actualmente en un discreto sepulcro que custodian en su iglesia monacal las monjas benedictinas del Convento Santa Cruz.

Cómo será el nuevo mausoleo o dónde se ubicará el monumento funerario son todavía incógnitas. Lo único que parece claro es que el Ayuntamiento tendrá que ser ágil (“hay que justificar pronto la subvención”) y que el concurso de ideas que se había barajado para dar forma al proyecto “tendrá que suspenderse”, informó hoy el alcalde de Sahagún, Lisandro García de la Viuda. “Tenemos muy poco tiempo; hay que justificar la subvención muy pronto y aunque era nuestra intención inicial tendremos que olvidarnos de un concurso de ideas. El tiempo juega en contra. Hablaremos con algunos escultores de la provincia para intercambiar impresiones”, adelanta García de la Viuda que, el próximo martes, se reunirá con el conocido artista leonés de Villahibiera, Amancio González Andrés.

García de la Viuda también adelantó que la dotación de la Junta resultará a todas luces insuficiente y que se buscará apoyo en otras instituciones para materializar una propuesta que persigue dignificar el lugar de enterramiento de este personaje histórico, imprescindible para la historia de Sahagún, el Camino de Santiago y la formación del Estado.

Ésta, no será la primera vez que los restos del monarca cambien de emplazamiento.
Alfonso VI murió en Toledo la noche del 30 de junio al uno de julio de 1109 y fue enterrado en el monasterio de Sahagún el 12 de agosto de ese mismo año junto a los restos de tres de sus esposas (Inés, Constanza y Berta) además de Zayda o Zaida (Isabel), una princesa andalusí, concubina del rey. No obstante, investigaciones realizadas en los últimos años detectan en los enterramientos la presencia de, al menos, dos individuos más y hasta un máximo de diez, además de restos de fauna. Decir, en este sentido, que el esqueleto del monarca está incompleto.

Imagen
El esqueleto del monarca está incompleto

Son escasos los rastros arqueológicos que pueden seguirse del enterramiento real, radicado, según la tradición, en un espacio situado a los pies de la iglesia románica dentro del conjunto de San Benito y trasladados a finales del siglo XIII al altar mayor: “en medio de la capilla Mayor está enterrado el rey don Alonso el VI con harta magestad de sepoltura: sobre leones grandes de alabastro está una arca de mármol blanco de ocho pies en largo, cuatro en ancho, y alto, y el cobertor es llano y liso de una pizarra negra: sobre éste tienen con madera hecha representación de gran tumba, que de ordinario está cubierta con un tapiz tejido", describía en 1572 Ambrosio de Morales, comisionado del rey Felipe II tras visitar la sepultura.

Imagen
Caja correspondiente a los restos de Alfonso VI

El sepulcro que contenía los restos de Alfonso VI fue destruido en 1810, durante el incendio que sufrió el Monasterio de San Benito. Los restos mortales del rey y los de varias de sus esposas, fueron recogidos y conservados en la cámara abacial hasta el año 1821: “Arruinada la iglesia en 1810, recogiéronse los restos, conservándose en la cámara abacial hasta 1821, en que el Gobierno constitucional expulsó del monasterio a los religiosos. Como no pudiera trasladarlos a parte segura, el abad D. Fray Ramón Alegría hizo depositarlos en una sepultura nueva, metidos en la misma caja, junto a la pared meridional de la capilla y al altar del Divino crucifixo.
En Enero de 1835 recogiéronse de nuevo cuidadosamente, y encerrados los restos en una nueva caja, lleváronse al archivo del monasterio, donde se custodiaban los de las cuatro esposas del rey. El pensamiento era colocar unos y otros en preferente lugar del santuario, que se iba construyendo, con arreglo a los planos del P. Echano, aprobados por la Real Academia de San Fernando”.

Imagen
Caja correspondiente al enterramiento femenino

Allí, yacieron los restos del rey y su familia hasta que, en 1835, cuando se produjo la Desamortización de Mendizábal, el entonces abad del Monasterio de San Benito de Sahagún Fray Bernabé Álvarez, antes de abandonar éste, pidió a las monjas del Monasterio de Santa Cruz que custodiaran estos huesos. El secreto sólo fue transmitido de una abadesa a la siguiente hasta que se perdió por el prematuro fallecimiento de una de ellas.

La historia más reciente de los restos mortales del rey Alfonso VI y sus esposas comienza el 23 de enero de 1909, cuando Rodrigo Fernández Núñez, profesor de Dibujo en el Instituto General y Técnico de Zamora, académico de la Real de Bellas Artes de San Fernando, dirige una carta a Eduardo Saavedra, de la Real Academia de la Historia (RAH), en la que da cuenta del hallazgo de los restos de Alfonso VI y sus cuatro mujeres en Sahagún.

En ella transcribe un documento pegado a la caja de madera en la que se hallaron los restos que, firmado por M. Echano, decía lo siguiente: “Estos son los restos mortales del piadoso Monarca Dn. Alonso el VI: en la Iglesia estaban colocados en un magnifico sepulcro, situado en medio de la gradería del presbiterio hasta su total ruina, verificado en el año 1810. Con este motivo se recogieron con esmero y se conservaron en la cámara abacial hasta el año de 1821, en el que habiéndonos el Gobierno Constitucional expelido del Monasterio, y no siendo posible trasladarlos a parte segura, el Rmo. P. Dn. fr. Ramón Alegría, abad de este monasterio en dicha época, dispuso depositarlos en una sepultura nueva junto a la pared meridional de la capilla y al altar del divino Cru-cifixo, metidos en la misma caja, que va inclusa. Más ocurrió en la ma-ñana del 19 de Diciembre de este año de 1834 el abrir dicha sepultura con motivo del fallecimiento del P. fr. Bernardo Mármol, se descubrió el secreto en presencia del mismo P. Alegría, y de un numeroso concurso. Por lo que el actual prelado el mui Ilustre Sr. Dn. Fr. Bernabé Balsinde mandó recogerla con cuidado meterla dentro de esta nueva caxa y re-servarla en el archivo de este monasterio (donde se custodian también sus quatro augustas Esposas), para colocarlos juntamente con la maior suntuosidad y decoro en el lugar más distinguido del nuevo Santuario, que se está construiendo; cuio punto está distintamente designado en el plan de dicha Yglesia, y aprobado por la Real Academia de Madrid en su Junta Ordinaria del 16 de octubre del año 1825 = San Benito de Sahagún y Enero 22 de 1835. Fr. Miguel Echano. Arquitecto”.

_________________
ALberto, Admin.


20 Dic 2018, 13:09
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7420
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: MONASTERIO BENEDICTINO DE SAHAGÚN
Un fantástico estudio sobre el Panteón y los restos

https://www.academia.edu/13583745/El_mo ... C3%B3gicos

_________________
ALberto, Admin.


20 Dic 2018, 13:17
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7420
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: MONASTERIO BENEDICTINO DE SAHAGÚN
Instalados los sepulcros de Alfonso VI y de sus cuatro esposas
Imagen
Con la colocación de las dos tumbas se inicia un ambicioso proyecto escultórico encargado a Amancio González. ACACIO
Diario de León

ACACIO DÍAZ
| SAHAGÚN21/12/19
Los sepulcro de Alfonso VI, y sus cuatro esposas, Inés, Constanza, Berta y Zayda, quedaron esta semana instalados en el Monasterio de las Madres Benedictinas de Sahagún. Después de que el pasado mes de agosto, y a puerta estrictamente cerrada, se procediera al traslado de los restos del monarca y de sus compañeras, descubiertos en 1908 y autentificados en 1910 por los miembros de la Comisión de Monumentos de León, el pasado jueves se instalaron las nuevas tumbas, realizadas por el escultor Amancio González. Estas obras forman parte de un ambicioso proyecto, que cuenta con un presupuesto de 26.000 euros, que consiste en cubrir la parte baja del retablo de ladrillo visto con unas planchas de hierro oxidado y tratado donde se dibujarán con láser dos ángeles ya realizados sobre la tapa del sarcófago del Conde de Ansúrez, hoy en el Museo Arqueológico Nacional*, que escoltarán una cruz de estilo románico en el centro ya que una cruz era la que presidió en su día su panteón real según descripciones de la época. En las esquinas se rematará el conjunto con la silueta de pórtico románico. Frente al retablo se eleva el suelo modo de pedestal en piedra caliza de Boñar de unos 25 centímetros de altura para abarcar el espacio físico de los sepulcros hechos de mármol crema de Alicante. Sobre esta alfombra de piedra se colocarían cuatro leones de alabastro. Las tapas contarán con un altorelieve con la figura de un rey y de una reina, diseñadas por Amancio.

El conjunto se completa con otra tapa de hierro calado con diversos motivos ornamentales de la época románica.

* La lauda sepulcral en el MAN es la del hijo del Conde Ansúrez no la de éste (en la Catedral de Valladolid)

_________________
ALberto, Admin.


22 Dic 2019, 18:05
Perfil WWW


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 8 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Forum style by ST Software.
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro