Responder al tema  [ 11 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
 REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA 
Autor Mensaje
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Oct 2009, 19:38
Mensajes: 3517
Ubicación: C.A.B.A. - Argentina
Nota REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA
Imagen

Brujas, Flandes, 22 de julio de 1478 – Burgos, España; 25 de septiembre de 1506



Felipe I de Habsburgo el Hermoso Duque de Borgoña, Brabante, Limburgo y Luxemburgo, Conde de Flandes, Habsburgo, Henao, Holanda, Zelanda, Tirol y Artois, y señor de Amberes y Malinas, entre otras ciudades (1482–1506), y rey de Castilla y de León (1506) por su matrimonio con Juana, hija y heredera de los Reyes Católicos.

Fue quien introdujo la casa de los Habsburgo en territorios de la actual España. El apelativo el hermoso, se lo dio el rey Luis XII de Francia. En 1501, Felipe y Juana viajaban hacía Castilla para ser coronados y se detuvieron en Blois. Allí el rey los recibió, al verle exclamó: «He aquí un hermoso príncipe».

Era hijo de Maximiliano I, Sacro Emperador Romano y de María de Borgoña. Su padre pactó su matrimonio con Juana I de Castilla, la hija de los Reyes Católicos, en el marco de la Liga Santa que unió a la monarquía castellano-aragonesa con el Imperio, Inglaterra, Nápoles, la república de Génova y el ducado de Milán contra las pretensiones hegemónicas de Francia en Italia (1495).

Muerta la reina Isabel I (26 de noviembre de 1504), se planteó el problema de la sucesión en Castilla. Su padre, Fernando, proclamó a Juana Reina de Castilla y tomó las riendas de la gobernación del reino acogiéndose a la última voluntad de la reina Isabel.
Pero el marido de Juana, el archiduque Felipe, no estaba dispuesto a renunciar al poder y en la concordia de Salamanca (1505) se acordó el gobierno conjunto de Felipe, Fernando el Católico y la propia Juana. La situación cambió con la llegada del matrimonio a la península pues se manifestaron las malas relaciones entre el yerno (apoyado por la nobleza castellana) y el suegro, de modo que, por la concordia de Villafáfila (1506), Fernando se retiró a Aragón y Felipe fue proclamado rey de Castilla en las Cortes de Valladolid con el nombre de Felipe I.

Su muerte, acaecida en la burgalesa Casa del Cordón, fue tan súbita que corrió el rumor de que su suegro lo había envenenado. Según parece se encontraba Felipe en Burgos jugando a pelota cuando, tras el juego, sudando todavía, bebió abundante agua fría, por lo cual cayó enfermo con alta fiebre y murió unos días después. Sin embargo, los investigadores más recientes y autorizados atribuyen su muerte a la peste. Como quiera que fuese, la muerte del monarca aumentó la supuesta locura de la Reina Juana.


Imagen

Oleo de Pradilla Ortiz de 1877


16 Jun 2010, 18:53
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Oct 2009, 19:38
Mensajes: 3517
Ubicación: C.A.B.A. - Argentina
Nota Re: REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA
El cadáver errante de Felipe el Hermoso


Hace cinco siglos comenzó el viaje más demencial de la Historia de España, el de Juana la Loca con el cuerpo embalsamado de su esposo.
26/01/07
Luis Reyes

La comitiva real llegó a las puertas del monasterio de Santa María de Escobar pero no las traspasó. Escobar era un monasterio de monjas cistercienses, y la reina no podía soportar que otras mujeres, ni que fueran monjas, estuviesen cerca del rey, a tal punto la atormentaban los celos.

Que el rey llevase muerto más de medio año no servía para paliar el amor posesivo de la reina de Castilla por Felipe el Hermoso. Esa cruda noche a la intemperie, con toda la Corte incluida su hija de tres meses, tiritando en medio del páramo castellano, haciendo sacar una vez más el cadáver del féretro para su reconocimiento, doña Juana se ganó definitivamente el apelativo de la Loca.

Felipe el Hermoso, Felipe I de Castilla por su matrimonio con la heredera de los Reyes Católicos, había muerto en Burgos en septiembre. Su muerte, sobrevenida en plena juventud, con enfermedad fulminante y no identificada, dio naturalmente que hablar. ¿Veneno?

El caso es que la repentina muerte del Hermoso iba a trastornar definitivamente a la reina. Hacía cinco años que sufría depresiones, padecía unos celos enfermizos, aunque estuviesen justificados por los devaneos de Felipe.

Sin lágrimas
La primera muestra de desvarío fue que doña Juana no lloró a Felipe el Hermoso. Luego cayó en una obsesión paranoica, temía que los nobles flamencos del séquito de su marido se llevaran el cadáver a los Países Bajos.

De hecho, el corazón que tanta pasión amorosa había despertado fue enviado a Brujas: “Lo abrieron de pies a cabeza; las pantorrillas y las piernas y cuanto de carne había en él fue sajado para que, escurriendo la sangre, tardara más en pudrirse. Dicen que le sacaron el corazón para que, encerrado en un vaso de oro, se lo llevaran a su casa”, cuenta el cronista de este esperpento, el humanista italiano Pedro Mártir de Anglería.

En un primer momento, Felipe el Hermoso fue enterrado en la Cartuja de Miraflores, en Burgos. Pero al inicio de las navidades de 1506 doña Juana hizo desenterrar a su esposo y obligó a los cortesanos a pasar una ronda de reconocimiento, pese a que “no se distinguía bien si tenía rostro de hombre, porque envuelto en vendajes impregnados en ungüentos y embadurnado todo en espesa cal, nos parecía estar viendo una cabeza hecha de yeso”.

Después, Felipe el Hermoso emprendió el viaje más demencial que registra la Historia de España, “rodeado de funeral pompa y de una turba de clérigos entonando el Oficio de Difuntos, como en triunfo, en un carruaje tirado por cuatro caballos, en jornadas nocturnas”.

Tras deambular sin que se supiera el destino, en Nochebuena la comitiva fúnebre se instaló en Torquemada, una pobre villa donde no había más casa decente que la del cura, en la se aposentó la reina. Los cortesanos no tenían dónde hospedarse, y se fueron a Palencia; era lo que doña Juana quería, que la dejasen sola con su esposo. Aunque no sola del todo, pues obligaba a que hubiese siempre una guardia de nobles velando el cadáver. También era permanente la música de la capilla palaciega.

Tenía al despojo del Hermoso en la iglesia del pueblo, donde continuamente celebraba solemnes funerales como si acabara de morir, con todos los fastos, incluida gran iluminación de velas. ¡Se gastó más de medio millón de maravedíes en cera! La continua combustión de los cirios “nos ha dado un color de etíopes”, decía Mártir de Anglería, y finalmente provocó el incendio del templo.

Pero, ¿qué importaba? En Torquemada, doña Juana tuvo una prueba de que su esposo estaba vivo, pues el 14 de enero de 1507 tuvo un fruto de él, la infanta Catalina, futura reina de Portugal.

En abril volvió a los caminos, buscando aldeas donde la vida fuera imposible para la Corte, como si su dolor se mitigara haciendo sufrir a los cortesanos. En Hornillos de Cerrato, una miserable aldea de cabañas, estuvo cuatro meses, hasta que también se incendió la iglesia por los excesos luminarios.

Encierro
El padre de la reina, Fernando el Católico, tuvo que venir de Aragón para hacerse cargo de la regencia de Castilla. Consiguió arrastrar a su hija hasta cerca de Burgos, pero ella se negó a entrar a la ciudad y se quedó en Arcos con el cadáver insepulto durante más de un año.

Por fin, don Fernando decidió recluir a su hija, aunque en un lugar adecuado, en el palacio real de Tordesillas. En febrero de 1509 se echó de nuevo a los caminos Juana la Loca con su amado. Tardó cuarenta días en llegar a Tordesillas, donde doña Juana, sorprendentemente, se desinteresó por el cadáver. Pero no fue enterrado, sino depositado en la iglesia del convento de Santa Clara.

La ilustre demente se acordaba de tarde en tarde del esposo y entonces iba a verlo. Una vez que descubrió que se habían hecho obras en la iglesia montó en cólera y obligó a demolerlas.

Todavía tendría que esperar más de 15 años Felipe el Hermoso para ser definitivamente enterrado en Granada, como había dispuesto en su testamento. En 1525, su hijo Carlos V ordenó el último viaje del cadáver, hasta la Capilla Real granadina, donde su arrebatada esposa se le uniría 30 años después, tras medio siglo de encierro por loca, aunque sin perder su condición de reina titular, compartiendo la soberanía con su heredero Carlos V.

El origen de la locura
Hay un testimonio patético de la propia Juana la Loca: “Si en algo usé de pasión y dejé de tener el estado que convenía a mi dignidad, notorio es que no fue otra cosa sino el celo; y no sólo se halla en mí esta pasión, mas la Reina [Isabel la Católica]... fue asimismo celosa, mas el tiempo saneó a su Alteza, como placerá a Dios que hará a mí”. Pero el tiempo no saneó a doña Juana; su locura era hereditaria, traída a la dinastía española por su abuela, la portuguesa Isabel de Avis, y volvería a aflorar trágicamente en don Carlos, el hijo mayor y malogrado de Felipe II .


16 Jun 2010, 20:54
Perfil
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7318
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA
Te dejo Irene el cuadro en alta resolución y la reseña de la web de El Prado, museo en el que se puede contemplar esta maravilla de cuadro actualmente:

Doña Juana ""la Loca"", 1877, pintado por Francisco Pradilla Ortiz, Museo del Prado, Madrid


Obra cumbre de la pintura de Pradilla, quien realizó varios cuadros con esta reina española como protagonista. En este caso se representa un momento del trayecto que doña Juana hizo con el cadáver de su esposo desde Miraflores a Granada, donde sería enterrado.

La reina en su posición erguida centra la composición dominando la escena. Con la mirada perdida en el féretro, permanece impasible ante las inclemencias del tiempo, como delata el fuerte viento que arrastra el humo de la hoguera. Alrededor de ella, las damas y caballeros de su séquito atónitos y sobrecogidos contemplan a su señora.

Pradilla muestra en esta pintura, caraterizada por su singular realismo, su habilidad para la composición escenográfica, el sentido rítmico y equilibrado de la composición y su conocimiento histórico, a través de los trajes y accesorios incluidos.

La obra fue pintada en Roma, cuando Pradilla disfrutaba de una pensión en la Academia de España, conociendo un éxito inmediato. Fue adquirida para el Museo del Prado pasando después al Museo de Arte Moderno en 1879.


Imagen

_________________
ALberto, Admin.


17 Jun 2010, 15:14
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7318
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA
Como bien decía Irene, el Rey está enterrado en la Capilla Real de Granada

_________________
ALberto, Admin.


17 Jun 2010, 15:19
Perfil WWW
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Oct 2009, 19:38
Mensajes: 3517
Ubicación: C.A.B.A. - Argentina
Nota Re: REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA
Imagen


20 Jun 2010, 17:58
Perfil
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7318
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA
Imagen
Demencia de doña Juana de Castilla, por Lorenzo Vallés, 1866, Museo del Prado, Madrid

_________________
ALberto, Admin.


22 Jun 2010, 16:23
Perfil WWW
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Oct 2009, 19:38
Mensajes: 3517
Ubicación: C.A.B.A. - Argentina
Nota Re: REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA
Imagen

BELGICA BRUSELAS MUSEOS REALES DE BELLAS ARTES TRASLADO DEL CUERPO DE FELIPE EL HERMOSO DESDE LA CASA DEL CORDON A LA CARTUJA DE MIRAFLORES


22 Jun 2010, 19:06
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Oct 2009, 19:38
Mensajes: 3517
Ubicación: C.A.B.A. - Argentina
Nota Re: REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA
Imagen

"La reina Juana espera la resurrección de su esposo"- Oleo de Steuben (1836)


24 Nov 2010, 04:48
Perfil
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7318
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA
Pobre Juana, en este lienzo sí que la han reflejado con cara de loca... lo cual siempre ha sido muy, muy cuestionable...

_________________
ALberto, Admin.


24 Nov 2010, 09:52
Perfil WWW
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Oct 2009, 19:38
Mensajes: 3517
Ubicación: C.A.B.A. - Argentina
Nota Re: REY FELIPE I de CASTILLA, IV de BORGOÑA
Imagen

Juana la Loca (1479-1555) con Felipe I el Hermoso (1478-1506) (óleo sobre lienzo), Gallait, Louis (1810-87) (después) / Musée des Beaux-Arts de Tournai, Bélgica Giraldo / / El Puente Biblioteca de Arte Internacional


22 Dic 2010, 16:48
Perfil


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 11 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Forum style by ST Software.
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro