Responder al tema  [ 15 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
 VARIOS, REINO DE ARAGÓN 
Autor Mensaje
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7436
Ubicación: ESPAÑA
Nota VARIOS, REINO DE ARAGÓN
CATEDRAL DE CAGLIARI

Imagen

Imagen
Monumento fúnebre de Martín II de Aragón. No sé muy bien a quién se refiere, podría ser el hijo de Martín el Humano, Martín El Joven, que murió en Cerdeña

_________________
ALberto, Admin.


24 Oct 2009, 18:34
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7436
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: VARIOS, REINO DE ARAGÓN
La Catedral de Valencia exhuma el sarcófago del canciller de Jaume I y el de dos príncipes de Aragón

Se expondrán restaurados en octubre en el Centre del Carme y quedarán luego en la Seo en un lugar de honor. El sepulcro del obispo asesor del Conqueridor se ocultó en el siglo XVIII

Alfons Garcia, Valencia
La Catedral de Valencia vuelve a ser, cada día, más gótica. La última decisión que acentúa esta tendencia es la de desemparedar los sarcófagos del obispo que comenzó el templo y que fue canciller de Jaume I, Andreu de Albalat (del siglo XIII), y el de dos príncipes de la familia real de Aragón (del siglo XIV).
Ambas urnas funerarias de piedra se encontraban empotradas en las paredes laterales de la capilla de San Jaime, la primera construida en la Seo, en el centro de la girola. Fueron extraídas el pasado miércoles con toda discreción -"a puerta cerrada", precisó ayer el deán, Juan Pérez- y trasladadas al Museo de Bellas Artes San Pío V, donde serán recuperadas por el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración (Ivacor), que ya hizo una endoscopia previa en la capilla para ver si las piezas merecían la pena. Desde el 4 de octubre próximo al 4 de enero de 2009 se expondrán ya con su aspecto gótico original en una de las muestras de la Conselleria de Cultura por los 800 años del nacimiento del Conqueridor: en la del Centre del Carme, titulada Jaume I mito histórico. Cuando regresen con su esplendor renovado a la Catedral no serán emparedadas, sino que se instalarán exentas en la misma capilla de San Jaime, que así tendrá un carácter casi de panteón real.
El sarcófago de Andreu de Albalat volverá de esta manera a recibir el tratamiento principal que tuvo hasta el siglo XVIII, cuando la reforma neoclásica se llevó por delante este y otros enterramientos de obispos. La primera piedra de la Seo, que estaba junto al sepulcro de Albalat, desapareció y este fue empotrado sin ninguna inscripción que lo identificara, explicó ayer el conservador de la Catedral y presidente de la comisión de Patrimonio del arzobispado, Jaime Sancho. "Hubo en la Ilustración una voluntad de negar la historia anterior que se llevó a cabo con un rigor tremendo", aseveró el especialista.
"Recuperación de la historia"
La intervención adquiere, por tanto, una dimensión especial, no sólo artística: la de "recuperación de la historia", de la época de Albalat, en concreto, cuando los reyes se apoyaban en dignidades eclesiásticas, como el citado obispo, el tercero tras la conquista cristiana -nombrado en 1248-, que fue canciller de Jaume I, una especie de ministro de Exteriores.
Precisamente, el prelado dominico y agente del monarca murió en 1276 en el último de sus nueve viajes a Roma por encargo real. Fue enterrado en Viterbo (Italia) y trasladado unos años después a Valencia.
En el interior del sarcófago ha aparecido un ataúd de madera pintado de verde y decorado con el emblema de los Albalat (un ala). La investigación arqueológica deberá determinar si esta es la caja con la que vino de Italia o se realizó en Valencia a propósito para la tumba, una práctica entonces poco habitual.
Tanto los restos de Andreu de Albalat como los de los príncipes se han quedado en la Catedral, bajo custodia del equipo forense de la delegación para las Causas de los Santos, que los analizará. Por lo pronto, al abrir la caja se ha encontrado el cuerpo íntegro del obispo cubierto por un sudario. Estaba dispuesto, eso sí, para que cupiera en el pequeño féretro. Uno de los objetivos es estimar la fecha de nacimiento del prelado, desconocida hasta ahora.
Por su parte, los huesos de los dos infantes, que estaban en una bolsa de tela dentro de un mismo sepulcro, han sido inicialmente separados e identificados. Son los restos de Jaume, hijo del rey Joan I de Aragón, y Alfons, hijo de Pere III. Ambos murieron en el siglo XIV, el primero, a los pocos meses de nacer y el segundo, aún niño.
Su enterramiento también tiene su historia. Durante tiempo se pensó que quien estaba en el sarcófago era el príncipe Alfons, hijo de Jaume I y su primera mujer, Leonor de Castilla. El sepulcro se abrió en 1934 para acabar con el debate por iniciativa de Sanchis Civera, quien ató cabos y atribuyó los cuerpos a dos infantes que fueron enterrados inicialmente en San Vicente de la Roqueta. Con la desamortización del siglo XIX fueron trasladados a la Seo
.
A diferencia de esta, la tumba de Albalat nunca había sido tocada desde el siglo XVIII.


NOTICIA

Imagen


La restauración de los sarcófagos extraídos de la Catedral destapa una policromía dorada
Los féretros pertenecen a dos infantes de la Corona de Aragón y a un obispo de Valencia
26.09.08

Los trabajos de restauración de los sarcófagos extraídos a mediados de junio de la Catedral de Valencia, que albergaban los restos de dos infantes de la Corona de Aragón y el tercer obispo de la ciudad tras la Reconquista, han deparado una "gran sorpresa" a los conservadores, según aseguró la directora del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración (Ivacor), Carmen Pérez.

Los féretros estaban empotrados a metro y medio de altura del suelo en una pared de la capilla de San Jaime y la parte que daba al exterior estaba cubierta por capas de pintura blanca que ocultaban la piedra original.

Los trabajos de los restauradores se ha centrado en retirar la pintura que cubría la piedra. Al hacerlo, los técnicos han descubierto que la roca del sarcófago de los infantes Jaime y Alonso de Aragón estaba completamente pintada y aparecía policromada en oro. Se han hecho visibles los colores dorados y rojos de las barras del escudo de la Corona de Aragón.

El féretro, de 40 centímetros de ancho, estaba decorado con hojas de acanto, que en un principio los conservadores creían que eran de piedra, pero que al retirar las capas de esmalte blanco descubrieron que eran doradas.

El pequeño ataúd albergaba los restos de los príncipes Jaime, hijo del rey Juan I de Aragón, fallecido al nacer, y de Alfonso, sucesor de Pedro III de Aragón, muerto con pocos años.

Los cuerpos de los príncipes fueron trasladados a la Catedral en el siglo XVIII. Antes habían sido enterrados en el monasterio de San Vicente de la Roqueta. Una vez en la seo, en 1934, el féretro de los infantes fue exhumado para aclarar la identidad de uno de ellos. Se pensaba, según explicó tras la extracción de los sarcófagos Jaime Sancho, conservador de la Catedral, que el cuerpo del príncipe Alfonso correspondería al primogénito de Jaime I, algo que se descartó.

Los restos del obispo Andrés de Albalat, que fue canciller de Jaume I, no se han movido de la capilla de San Jaime desde que fueron trasladados desde Italia, país donde falleció en 1276. Los restos de fray Andrés de Albalat, amigo personal del rey Jaime I, descansaban en otro de los sarcófagos extraídos de la Catedral, datado en el siglo XIII y, por tanto, el más antiguo de la seo.

De mayores dimensiones, el féretro, de 1,30 metros de longitud, albergaba una caja de madera que contenía los restos del religioso. La caja tenía varios escudos pintados en verde con el emblema del ala, que identifica al obispo Albalat.

Al igual que en el caso del sarcófago de los infantes, en el del obispo también "aparecen oros y policromías, pero muy pocas, aunque indudablemente estuvo todo policromado y dorado", apuntó la directora del IVACOR.

En cuanto a la labor de los restauradores, Carmen Pérez dijo que no van a volver a pintar de dorado lo que no se ha conservado, y simplemente se preservará la policromía que ha sorteado el paso del tiempo y se dejará la piedra de los sarcófagos tal y como está.

Los féretros se extrajeron de la Catedral para restaurarlos y mostrarlos en una exposición que prepara la Generalitat para octubre con motivo del Any Jaume I. La muestra, que acogerá el Centro del Carmen, incluirá además un dibujo del siglo XVIII de la primera piedra de la Catedral. El boceto fue realizado en el siglo XVIII cuando se trasladó el sepulcro de Albalat desde su ubicación originaria en la seo valenciana hasta la capilla de San Jaime.

Dada la vinculación del obispo con la seo -durante su mandato se inició la construcción-, su cuerpo yació junto a la primera piedra de la Catedral. Estuvo así hasta que en el XVIII se acordó su traslado a la capilla. Antes de moverlo, se realizó una reproducción de la inscripción de la lápida conmemorativa del arranque de las obras, pero el encargado de hacerla fue más allá e realizó un dibujo de la piedra y la inscripción. En octubre, el boceto se expondrá junto al sarcófago de Albalat.


NOTICIA




Dos sarcófagos medievales recuperan su brillo en la Catedral
Una de las piezas contiene los restos del obispo Albalat y la otra, los cuerpos de los
hijos recién nacidos de Joan I y Pedro III




JOSÉ PARRILLA VALENCIA
La catedral de Valencia presentó ayer la reforma de la capilla de San Jaime, cuyos elementos más destacados son los dos sarcófagos medievales rescatados de la propia capilla para la exposición organizada el año pasado con motivo del 800 aniversario el nacimiento del rey Jaime I.
Uno de los sarcófagos, el de mayor tamaño, contiene los restos del tercer obispo de Valencia tras la reconquista, Fray Andrés de Albalat, responsable de la colocación de la primera piedra de la catedral en 1262. Se trata de un cubo de piedra, de unos 600 kilos de peso, de estilo gótico, que hasta el año pasado estuvo colocado en el exterior de la capilla, en la parte trasera de la girola (nave circular que rodea el altar mayor). En su interior hay una caja de madera policromada dentro de la cual está el cuerpo momificado y plegado del obispo.
Según Carmen Pérez, directora del Instituto Valenciano de Restauración y Conservación (Ivacor),el sarcófago estaba troceado y ha sido necesario consolidar la piedra, limpiarla de las numerosas capas de cal que presentaba y salvar parte de su policromía original. Por su parte, la caja mortuoria ha sido tratada contra las plagas y restaurada hasta sacar su color verde original y el escudo de armas del obispo Albalat.
Por lo que respecta al segundo sarcófago, catalogado, no sin dudas, como neogótico del siglo XIV, contiene los restos de dos niños casi recién nacidos, concretamente de Jaume, hijo de Joan I; y Alfons, primogénito de Pere III. Esta pieza permaneció en San Vicente de la Roqueta hasta la desamortización de la misma en el siglo XIX y cuando fue trasladada a la catedral se incrustó en una hornacina de la capilla que se rellenó por completo de cal y argamasa. Para recuperarla ha sido necesario retirar todo ese material y recuperar la caja en su integridad, muy bien conservada y de una gran riqueza. El exterior es de oro de 24 quilates con los dos escudos reales en pigmento rojizo.
En el interior de esta pequeña pieza funeraria estaban los huesos de los dos niños mezclados, y ahora, gracias al trabajo del forense oficial, se han separado y se han depositado en dos cajitas de madera.

Integración en la capilla
Una vez recuperados los sarcófagos, la dificultad estaba en integrarlos en un entorno neoclásico como la capilla de San Jaime. Tal como explicó el arquitecto de la catedral, Salvador Vila, para el más pequeño la solución ha sido dejarlo en la hornacina donde estaba y recuperar la parte del arco exterior del siglo XIII que estaba destruida. Para el grande se ha optado por ubicarlo al otro lado de la capilla, elevado a unos dos metros de altura sobre una plataforma de nueva construcción que acompaña a la pieza en sus trazas. Su decoración con motivos arquitectónicos ha facilitado esa integración.
El último elemento presentado ayer fue un reproducción de la primera piedra de la catedral. Esta lápida no se conservaba y ha sido necesario recurrir a transcripciones fieles de la misma para reproducirlas con técnicas fotográficas. La nueva piedra ha sido colocada junto al sarcófago pequeño, colgada en la pared.
La reforma de la capilla concluirá cuando se termine la limpieza y restauración del retablo de plata que la preside.

La reforma neoclásica de la catedral de Valencia escondió elementos de un gran valor artístico e histórico que han ido saliendo con el paso del tiempo y sucesivas restauraciones. Prueba de ello ha sido el descubrimiento de estos dos sarcófagos. Ambos estaban completamente ocultos. Sólo se veía una cara de los mismos y sobre ellos había hasta siete capas de distintas pinturas, cal sobre todo. Para el visitante eran elementos imperceptibles y para los expertos, joyas ocultas que ahora han visto la luz.
Roberto Amador, restaurador de la piedra, destaca, por ejemplo, la calidad del oro del sarcófago donde están enterrados los infantes. Alguna de sus partes, exactamente las hojas de acanto que lo decoran en la parte frontal, han sido ralladas con un cuchillo u otro objeto similar, lo que se entiende como un intento de expolio.
Estas piezas también encierran claves para la historia. Una de las sorpresas al restaurar la caja mortuoria del sarcófago del obispo Albalat fue, según su restauradora, Teresa Halcón, descubrir que la madera tenía golpes debajo de la policromía. Al parecer, el obispo murió en Roma y sus restos fueron trasladados a Valencia precipitadamente, por lo que usaron tableros de pino de "los que tenían por allí".

Imagen
Los responsables de la restauración posan bajo el sarcófago del obispo Albalat.


NOTICIA

_________________
ALberto, Admin.


04 Nov 2009, 17:07
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7436
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: VARIOS, REINO DE ARAGÓN
Convento de las Benedictinas de Jaca


Imagen

Imagen

Sarcófago románico destinado a Doña Sancha de Aragón, hija de Ramiro I y abadesa de Santa Cruz de la Serós. Se encuentra en el convento de las Benedictinas de Jaca. En otros documentos he encontrado que era Urraca hija de Ramiro I y no Sancha... no estoy seguro de cuál de las dos informaciones es la cierta...

_________________
ALberto, Admin.


17 Nov 2009, 15:02
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7436
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: VARIOS, REINO DE ARAGÓN
Imagen

Monumento Sepulcral de Ermengol X, Conde De Urgell ca. de 1300-1350. Procedente del Monasterio de Santa María de Bellpuig de les Avellanes, cerca de Lérida.

Ermengol X ordenó una tumba para ser instalada en esta Iglesia, es probable que este sarcófago corresponda a una restauración del s XVIII.

Se encuentra en el Museo de los Claustros del Metropolitan de Nueva York

_________________
ALberto, Admin.


30 Nov 2009, 12:44
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7436
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: VARIOS, REINO DE ARAGÓN
MONASTERIO DE VERUELA, ZARAGOZA

Imagen

Imagen

Lápida sepulcral del infante Don Alfonso en el Monasterio de Veruela. El infante Don Alfonso era el hijo primogénito de Jaime I el Conquistador, hasta su muerte, ocurrida en Calatayud en 1260. Es probable que los restos mortales del infante fueran llevados desde el Monasterio de Veruela hasta la Catedral de Valencia, donde hoy día se encontrarían en el sepulcro que se le atribuye en la Capilla de San Jaime de la Catedral de Valencia.

Alfonso de Aragón y Hungría (1222 - Calatayud 1260), Infante de Aragón. Hijo primogénito de Jaime I el Conquistador y heredero de sus reinos hasta su fallecimiento. Hermanastro de Pedro III el Grande y de Jaime II de Mallorca, entre quienes Jaime I dividiría su reino a su muerte.

A su muerte, ocurrida eL 23 de marzo de 1260, el cuerpo del infante Don Alfonso recibió sepultura en el Monasterio de Veruela, a pesar de que en su testamento, otorgado en la ciudad de Huesca el 8 de agosto de 1256, había dispuesto que su cadáver recibiera sepultura en el Monasterio de la Orden de Predicadores de la ciudad de Huesca, que él había fundado.

En febrero de 1611, Juan Bautista Labaña, cosmógrafo de Felipe II vio allí el sepulcro del infante, y lo describe en su obra Itinerario del reino de Aragón:

"En medio de la capilla mayor hay una sepultura rasa de una piedra pequeña, con dos escudos de las armas de Aragón, como parece aquí, donde dijeron que estaba sepultado un hijo del rey don Alonso II, y que lo decía Zurita, que se verá."

Aunque después rectifica y añade:

"Es el infante Don Alfonso, hijo del rey Don Jaime."

En el año 1633 los restos del infante Don Alfonso fueron trasladados al panteón de los Duques de Villahermosa, situado en el monasterio, y se colocaron en una sepultura de madera blanca, al lado del fundador del monasterio, Don Pedro de Atarés y de Don Lope de Luna, de ascendencia real ambos, y se situó su sepultura entre los arcos laterales del presbiterio de la Iglesia del monasterio, entre las tumbas de dicho panteón. En esta nueva sepultura se le colocó al sepulcro una inscripción que decía:

"...Murió en vida del rey su padre, entre los recocijos de la boda que celebró con Doña Constanza, hija y heredera de Don Gastón, vizconde de Béarn, en Calatayud, a 23 de marzo del año de 1260. Ordenó en su último testamento (revocando lo que había dispuesto en otros) que su cuerpo fuese sepultado en Veruela, como se ejecutó, hallándose presente a su entierro y exequias la reina Doña Leonor, su madre. Trasladáronse sus huesos de la grada de la capilla mayor a este sepulcro en el año de 1633."


Sin embargo, en la actualidad se sostiene que los restos del infante Don Alfonso descansan junto a los de su esposa Doña Constanza en un sepulcro colocado en la Capilla de San Jaime de la Catedral de Valencia. La Capilla de San Jaime fue construída por el cabildo y clero valentino cuando se fundó la Cofradía de San Jaime, el día 1 de diciembre de 1242. Al parecer, este sepulcro tuvo en el pasado epitafio y estatua yacente sobre él. En elepitafio se leía:


"HIC IACET ALPHONSUS, E PRIMO REGE IACOBO UNICUS EX PRIMA LEONORA CONIVGE NATUS QUI CUM INMATURIS REPERETUR MORTE SUB ANNIS. SARCOPHAGO HUIC OSSA, ANIMAM COMMISIT OLYMPO".


En el manuscrito Antigualles de Poblet, escrito en 1587, se afirma, traducido del catalán, que:

"Murió dicho Alfonso en vida de su padre y fue enterrado en el Monasterio de Veruela, cerca del Altar Mayor, en la grada del cual, en una piedra, están esculpidas las armas reales. De allí los trasladaron después a la Seo de Valencia, en la Capilla de San Jaime, en la sepultura del cual están estos versos esculpidos..."

Y, a continuación, se cita en el manuscrito Antigualles de Poblet el epitafio del infante Alfonso, redactado en latín, indicado arriba. Sin embargo, el padre Fray Vicente Prada, en su obra Sepulcros de la Casa Real de Aragón, niega el traslado de los restos del infante Don Alfonso a la Catedral de Valencia, y afirma que:

"Don Alonso, su hijo, jurado príncipe, (yace) en la Real de Veruela, en la Capilla Mayor, en la primera tumba, adonde fue trasladado siendo abad Lope Marco, de en medio del presbiterio. Allí yacía en tierra plana, con lápida y escudo real de Aragón esculpido en ella, que hoy se mira, aunque Beuter soñó haber sido trasladado de Veruela a la Capilla de San Jaime de la Seo de Valencia, por tal letrero, que se conserva en un sepulcro de jaspe muy hermoso..."

Tampoco creyó en el traslado de los restos del infante Don Alfonso a la Catedral de Valencia el prestigioso historiador Salvador Carreres Zacarés, que afirmó en su obra "Exequias regias en Valencia (1276-1410)" que:

"Aunque se afirma por algunos que el infante don Alfonso, hijo de Jaime I y de la reina doña Leonor, está enterrado en la Capilla de San Jaime de nuestra catedral, en un sepulcro que antes de la reforma de ésta tenía estatua yacente y cuyo epitafio copió Diago, nosotros abrigamos el íntimo convencimiento de que se trata de un trastueque de personalidades, y que los restos que allí se hallan pertenecen a otro infante de época bastante posterior."

Existe una teoría que afirma que, aún en vida de Jaime I el Conquistador, los frailes predicadores de Huesca reclamaron, incluso al Papa, que el testamento del infante Don Alfonso fuera cumplido y que el cadáver fuera trasladado desde Veruela, donde ya había recibido sepultura, hasta el monasterio de Predicadores de Huesca. El papa Alejandro IV aprobó, mediante dos bulas con fecha de 18 de junio de 1260, la petición de los Predicadores de Huesca, y posteriormente, en 1262, lo cual significa que las órdenes pontificias de Alejandro IV no habían sido cumplidas, el papa Urbano IV despachó otras dos bulas reiterando que los restos del infante Don Alfonso debían ser trasladados al Monasterio oscense. Las cuatro bulas pontificias se conservaban en 1613 en el Monasterio de Predicadores de Huesca, ya que el Padre Diago, en su obra Anales del reino de Valencia, escrita en 1613, afirma que las vio. No obstante, se desconoce si el traslado de los restos llegó a verificarse.

Actualmente, en la Catedral de Valencia se conserva en la Capilla de San Jaime el sepulcro donde supuestamente se encuentran los restos del infante Don Alfonso y los de su esposa Doña Constanza, mientras que en el Monasterio de Veruela se conserva la lápida que cubrió los restos del infante hasta su traslado al panteón de Villaviciosa en 1633.

_________________
ALberto, Admin.


16 Feb 2010, 16:52
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7436
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: VARIOS, REINO DE ARAGÓN
GUÍA DE LES TOMBES REIALS DEL CASAL DE BARCELONA

Pilar Viladomiu i Canela

Edita: marré produccions editorials, sl.
2008

Imagen

He aquí una guía necesaria para poder localizar los enterramientos de los reyes-condes de Aragón y Cataluña, y de las reinas consortes. Desde Peronella de Aragón, hija de Ramiro el Monje, casada con Ramón Berenguer IV, fundadora –podríamos decir-, de la dinastía catalano-aragonesa, hasta el último de los reyes, antes del Compromiso de Caspe, Martí l’Humà, se hallan en esta guía.

Aparece en ella también, el rey nominal de Mallorca, Jaume IV, cuyos restos comenzaron a buscarse el pasado mes de septiembre, en el presbiterio de la que fuera iglesia del Convento de San Francisco, en Soria.

Son cincuenta y un reales cuerpos, veinte de reyes y el resto de consortes, dispersos por lo que en la actualidad es Cataluña, Aragón, Castilla, Baleares, Francia (Perpinyà, París, Montpelier) e Italia (Sicilia, Cerdeña, Roma y Nápoles). Unas tumbas están perfectamente localizadas, como las de Poblet y Santes Creus, escogidas la primera por Alfons el Cast, y la segunda por Pere el Gran. Es cierto que, posiblemente, los restos de los reyes y reinas de Poblet no se encuentren en su sepulcro concreto, ya que, en 1835, el monasterio fue saqueado, y sólo muchos años después, el escultor Marés fue el encargado de restaurar los enterramientos y tratar, con el equipo correspondiente, de saber quién era quién de aquellos restos desperdigados.

Aún así, resulta emocionante la visita a las tumbas reales de Poblet y Santes Creus. Otro tanto podría decirse de las de la Catedral de Mallorca, si fuera más fácil y accesible su visita. Impresionante resulta también la visita a la tumba de Sanç el Pacífic, en la Catedral Sant Joan Nou de Perpinyà, solitaria en medio de una gran capilla oscura. Humilde el enterramiento de la dulce Margarida de Prades, en una pared de la nave central de Santes Creus. Majestuosa la de Elisenda de Moncada, última esposa de Jaume II, en el Monasterio de Pedralbes, que ella fundara para vivir hasta su muerte, una vez viuda. Y, para nosotras, también el lugar donde fue enterrado Jaume IV, en Soria, donde llegó a morir, herido de muerte. Sibil.la de Fortià, mujer que siempre nos ha cautivado, sobre todo por su origen casi plebeyo, está en otra urna parecida a la de Margarida de Prades, en la Catedral de Barcelona, enterramiento que llegó a obsesionarnos, ya que las distintas enciclopedias catalanas la situaban en el Museo de Arte de Barcelona, y finalmente dimos con ella. Con esta guía estos despistes no volverán a suceder. Otros enterramientos no los conocemos, pero los visitaremos, con la publicación de Pilar Viladomiu en la mano.

La guía, como tal, es fácil de consultar. Pero la autora ha ido más allá de una simple relación de enterramientos, y ofrece una reseña de todos y cada uno de los personajes, utilísima para situarlos. La Historia de Aragón y Cataluña es extensa en el territorio e intensa en las relaciones. Sus reyes llegaron a dominar tierras de Grecia (la Acacia), y de Chipre, además de lo que hoy es Italia, siendo Sicilia la más amada. Y el Sur de Francia, perteneciente a la Corona de Mallorca primero y después arrebatada. Un reino magnífico, aglutinado por el mar Mediterráneo y el comercio. Un preciosismo de inteligencia y relaciones diplomáticas, que bordó Pere IV, el Ceremoniós.

Bienvenida tan útil y elaborada guía de Pilar Viladomiu i Canela.


NOTA: Muy interesante el libro, sería fantástico conseguirlo en castellano... Por cierto, he transcrito el artículo tal cual, sin entrar en polémicas que todos conocemos sobre el término "Corona Catalano-Aragonesa"...

_________________
ALberto, Admin.


12 Abr 2010, 15:38
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7436
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: VARIOS, REINO DE ARAGÓN
El Estado adquiere un sepulcro real aragonés para el Museo de Huesca

La pieza, del siglo XII, fue comprada por algo más de 65.000 euros y pertenece a una infanta sin identificar.


GARZA AGUERRI GARZA AGUERRI 26/05/2011

Imagen
Imagen del sepulcro que se subastó ayer y que retornará a Aragón.
Foto:SERVICIO ESPECIAL

Un sepulcro real procedente del panteón real femenino del monasterio benedictino de Santa Cruz de la Serós, que salió ayer a subasta en la sala Balclis de Barcelona, fue adquirido por el Ministerio de Cultura por algo más de 65.000 euros, y tendrá como destino el Museo de Huesca, de titularidad estatal.

Así lo confirmó ayer el director general de Patrimonio del Gobierno aragonés, Jaime Vicente, quien agradeció a la directora general de Bellas Artes, María Ámgeles Albert, "la disposición negociadora" que ha permitido que este bien "de especial interés por su simbolismo" pueda recalar en el centro oscense. A pesar de que el precio de salida eran 65.000 euros y la sala recalca que el Estado ha ejercido el derecho de tanteo, adquiriendo la obra por dicho precio, Jaime Vicente apuntó que "finalmente ha habido puja, y el precio ha subido un poco".

La pieza está elaborada en piedra caliza tallada y pudo albergar el cuerpo de una niña de 3 o 4 años, posiblemente el de una hermana de Doña Sancha e hija de Ramiro I. Sin embargo, como señala el director general de patrimonio, "realmente se desconoce a quien perteneció, aunque además de su simbolismo y su valor artístico es importante porque está relacionado con los restos reales que estamos estudiando; de hecho, al principio se pensó que los restos de su ocupante podrían hallarse en alguno de los sarcófagos que había al lado, aunque parece que no es así".

La pieza carece de la curva esculpida en el interior para apoyar la cabeza, por lo que los expertos no descartan que esta obra sea un osario y no un sarcófago. La decoración se aplica en una sola cara y consiste en tres medallones, cada uno con una pareja de grifos tocándose con los picos y con las patas posteriores. La obra se adjudica a un escultor anónimo del Languedoc que trabajó en la zona de Jaca hacia el año 1100.

_________________
ALberto, Admin.


16 Ago 2012, 15:29
Perfil WWW
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7436
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: VARIOS, REINO DE ARAGÓN
Aragón recupera un sarcófago medieval de su dinastía de reyes

Imagen
Aragón recupera un sarcófago medieval de su dinastía de reyes
Foto: Agencia EFE / © EFE 2013. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Un sarcófago de piedra caliza datado a finales del siglo XI y perteneciente a la dinastía real aragonesa se exhibe en el Museo de Huesca, después de ser recuperado en una subasta pública y sometido a un complejo proceso de restauración que se ha prolongado dos años.

Esta obra procede del panteón real del monasterio de Santa Cruz de la Serós (Huesca), que albergó también el sepulcro de Doña Sancha, hija del rey Ramiro I y fallecida en 1096, según el director general de Patrimonio del Gobierno aragonés, Javier Callizo, que ha celebrado la recuperación de una "pieza importante" del patrimonio cultural de la Comunidad.

El sarcófago no tiene en su interior un hueco con forma de cabeza, como era costumbre, por lo que los investigadores especulan que pudo ser utilizado como osario de una persona adulta, probablemente una de las hermanas de Doña Sancha.

Según los historiadores, Doña Sancha fue protectora de los monasterios de Santa Cruz de la Serós y de San Pedro de Siresa, este último de monjes, algo que, según Callizo, "choca" por el hecho de que en esa época fuera una mujer la que dirigiera un cenobio de hombres.

El sepulcro está decorado con tres medallones con una pareja de grifos (monstruos del bestiario medieval) enfrentados en cada uno de ellos, una iconografía desarrollada en los centros religiosos franceses de Toulouse y Moissac y visible también en el monasterio de San Juan de la Peña.

Según ha explicado Callizo, el Gobierno aragonés fue informado en 2011 de su inminente venta en una subasta pública, por lo que decidió ejercer derecho de tanteo a través del Ministerio de Cultura, que adquirió la pieza por 65.000 euros.

El proceso de recuperación de la pieza, tallada tan solo en su parte frontal, se ha dirigido a recuperar la zona tallada (cuyos motivos habían quedado desdibujados), a eliminar la costra de cemento que se había puesto en su interior y en zonas laterales y a inyectar mortero teñido con pigmentos naturales.

La labor de limpieza y consolidación de la piedra se ha prolongado dos años, tras lo que ahora el sarcófago se pude contemplar en la sacristía de la capilla donde se ubicaba la antigua Universidad Sertoriana, sede actual del Museo de Huesca y donde se encontraba en la Edad Media el Palacio de los Reyes de Aragón.

EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados

_________________
ALberto, Admin.


15 Dic 2013, 15:11
Perfil WWW

Registrado: 29 Oct 2009, 17:49
Mensajes: 982
Nota Re: VARIOS, REINO DE ARAGÓN
Real Monasterio de Santa María de Veruela

Pedro de Atarés

Pedro de Atarés (c. 1083 - Borja, 21 de febrero de 11511 ). Noble perteneciente a la familia real de Aragón, fue hijo de García Sánchez, señor de Aibar, Atarés y Javierrelatre, a su vez, hijo del conde Sancho Ramírez, hijo bastardo del rey Ramiro I.Su madre fue Teresa Cajal, hermana de Fortún Garcés Cajal, uno de los más poderosos ricoshombres del reino de Aragón.

Imagen

tumbas de la familia Atares

Imagen


23 Jun 2015, 14:27
Perfil
Site Admin
Avatar de Usuario

Registrado: 07 Oct 2009, 15:54
Mensajes: 7436
Ubicación: ESPAÑA
Nota Re: VARIOS, REINO DE ARAGÓN
Aragón recorre a través de una exposición de 144 piezas la historia y el legado artístico de sus panteones reales

La muestra podrá verse desde este jueves hasta el 17 de marzo de 2019 en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli


D.A.19/12/2018

Imagen


ZARAGOZA.- El Gobierno de Aragón recorre la historia de Aragón, de su linaje real y su patrimonio a través de las 144 piezas que conforman la exposición "Panteones Reales de Aragón", una muestra organizada en colaboración con la Fundación Ibercaja que aborda el pasado y el presente de los enclaves monumentales que fueron elegidos como panteones por los reyes aragoneses y que podrá verse desde este 20 de diciembre al 17 de marzo de 2019 en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli.

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez; el director general de la Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo; y la comisaria de la muestra, Marisancho Menjón, han presentado este esta exposición, que ofrece una muestra representativa del patrimonio que atesoraron los panteones aragoneses, unos centros religiosos que fueron también importantes centros de poder en la Edad Media, dada la protección real de la que gozaron. Se da a conocer a través de un recorrido cronológico y espacial en el que se sigue la línea sucesoria de los reyes de Aragón, a la vez que se avanza por los territorios que formaron parte del Reino y de la Corona.

Mayte Pérez ha destacado que esta exposición reivindica "nuestra historia, cultura y patrimonio" y recuerda el peso específico de Aragón en España. "El Gobierno de Aragón ha hecho un esfuerzo para que los aragoneses conozcan su historia y por poner en valor nuestro patrimonio. Esto genera identidad y orgullo por nuestra tierra. Esto es lo que sentirán los ciudadanos que visiten la exposición y den un paseo por nuestra historia", ha señalado.

Por su parte, José Luis Rodrigo ha explicado: "La Fundación Ibercaja tiene sus raíces en Aragón, y la fuerte vinculación con nuestro territorio es uno de los principales argumentos para participar en muestras como la que nos ocupa. Gracias a la exposición que presentamos hoy, los panteones reales quedan por fin dignificados como merecen. En Fundación Ibercaja estamos especialmente orgullosos en colaborar en esta iniciativa que permite difundir entre la sociedad la memoria de Aragón".

Articulada en diez ámbitos o bloques temáticos, la muestra comienza su recorrido en los Pirineos con el monasterio de San Juan de la Peña, primer panteón real de Aragón, y el cenobio de San Victorián. El discurso se detiene en Santa Cruz de la Serós, pasa a Montearagón y Huesca, a su iglesia de San Pedro el Viejo; se encamina después a Barcelona, en cuya catedral quiso ser enterrada la reina Petronila, y llega hasta Sijena, que alojó los restos de su reina fundadora, Sancha, y del monarca derrotado y muerto en Muret, Pedro II.

Dedica también un espacio a Poblet y Santes Creus, los grandes panteones góticos de esencia mediterránea, y menciona brevemente los centros monásticos franciscanos que acogieron los restos de dos monarcas, Alfonso III en Barcelona y Alfonso IV en Lérida, cuando todavía Poblet no había llegado a ser el panteón dinástico en que se convirtió a partir de Pedro IV.

En el centro del recorrido se presenta un espacio dedicado a las ceremonias fúnebres, a la muerte del rey, que siempre era un momento crítico para el reino, aunque estuviera asegurada la sucesión.

A continuación, la exposición recuerda a las figuras del linaje que, por razones de estrategia política, de establecimiento de alianzas con otras potencias europeas o, en el caso de Fernando el Católico, por la unión de las dos grandes coronas peninsulares, fueron sepultados lejos de casa. Este espacio permite, además, detenerse en las figuras femeninas del linaje real, algunas de las cuales todavía son recordadas con afecto en sus países de acogida.

Finalmente, también dedica un pequeño homenaje a las figuras que en épocas difíciles lucharon por preservar ese patrimonio, personificadas en el erudito y artista oscense Valentín Carderera, cuyo incansable trabajo durante años ayudó a evitar la destrucción de monumentos de toda España.

La exposición se complementa con un apartado de realidad virtual, donde confluyen la investigación histórica y la tecnología para ofrecer al espectador una imagen recuperada del pasado de dos espacios emblemáticos: los panteones de San Juan de la Peña y Sijena. De esta manera, durante las fiestas navideñas la fachada de los jardines del Edificio Pignatelli se convertirá en un inmenso lienzo sobre el que se proyectará, de modo inédito, una espectacular producción de mapping con la que se pretende alentar al público a visitar la muestra, además de contribuir a hacer del espacio urbano un motivo de celebración de nuestro patrimonio histórico.

Las piezas proceden de una treintena de instituciones como el Museo de Huesca, el Museo de Zaragoza, el Museo Enrique Larreta de Buenos Aires, el Museo Nacional Machado de Castro de Coimbra, la Diputación de Zaragoza, el Archivo de la Catedral de Jaca, el Museo Lázaro Galdiano de Madrid, el Archivo Histórico Nacional, la Biblioteca Nacional de España, la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca, la Universidad de Zaragoza, la Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, el Museo Diocesano de Jaca, el Archivo de la Corona de Aragón, el Obispado de Huesca, el Archivo-Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Biblioteca del Monasterio de Poblet, Museo del Louvre, Cabildo Metropolitano de Zaragoza, Museo Nacional del Prado, Palacio de Liria, Biblioteca de Cataluña, Museo Frederic Marès, el Archivo Ducal de Villahermosa, Ayuntamiento de Zaragoza, Cabildo de la Capilla Real de Granada y Fundación Casa de Alba, entre otras

_________________
ALberto, Admin.


14 Ene 2019, 11:00
Perfil WWW


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 15 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Forum style by ST Software.
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro